El proceso es bien sencillo.

Lo primero de todo, es lógicamente apagar el servidor y pinchar el disco duro, conectando tanto el cable de alimentación, como el de datos.

Una vez lo tengamos pinchado, arrancamos el servidor y una vez logueados como “root”, ejecutamos:

fdisk -l

Esto nos sacará en pantalla, todos los dispositivos conectados y reconocidos, con sus nombres y características:

Las cinco primeras líneas nos dan la información sobre el disco que acabamos de pinchar. Ahora sabemos que se llama “/dev/sda”, como muestran la línea 1 y la 5.

La siguiente acción es particionarlo:

cfdisk /dev/sda

Seleccionaremos el espacio, “New…”, “Primary…”, “Todos los MB…” y le damos a “Write”.

Esto nos creará una partición que se llamara algo así: “/dev/sda1″

Ahora hay que formatear la partición “OJO EN ESTE PASO”:

mkfs.ext3 /dev/sda1

HAY QUE TENER MUCHO CUIDADO, NO EQUIVOCARNOS DE PARTICION
Y PONER LA NUEVA QUE HEMOS CREADO

Ahora tenemos la partición formateada y hay que montarla en Linux. Se puede montar en la carpeta que deseemos, por ejemplo “/copias”

mkdir /copias
mount -t ext3 /dev/sda1 /copias

Ya podemos utilizar la carpeta “/copias” que esta montada en ese disco y hacer copias, pero claro si reiniciamos el Linux no se monta. Hay que montar la carpeta al inicio del Linux. Para ello editaremos el fichero “/etc/fstab”

vim /etc/fstab (se puede utilizar otro editor como “nano”)

Añadiremos una linea al final, para que monte el disco del tipo:

/dev/sda1     /copias     ext3     defaults,errors=remount-ro     0     1

El número 1 indica el orden de montar, utilizaremos un numero alto que no este usado.