21 abril 2015: El “Mobilegeddon”

El "Mobilegeddon"

El próximo 21 de abril, Google va a aplicar una modificación en su algoritmo.

La compañía cambia de vez en cuando lo que les pide a las webs para posicionarlas de forma destacada en sus resultados de búsqueda, ajustando su misterioso algoritmo para que este responda a lo que creen que será más útil para los internautas. Los ajustes del algoritmo son uno de los momentos más temidos por los medios online y por todos aquellos que hacen negocio en la red, ya que estar o no estar en la lista buena de lo que Google quiere puede significar el éxito o el fracaso.

Para el próximo y anunciado cambio, ya se sabe más o menos lo que Google va a demandar a los sites.

A este fenómeno, se le ha denominado el “MOBILEGEDDON”, ya que será el móvil (o más bien la falta de adaptación al mismo) lo que precipite en el olvido entre los resultados de búsqueda de Google, a muchas páginas.

Y la pregunta es: ¿Están tu empresa y su web preparadas para los nuevos tiempos en Google?

En los últimos años muchas son las webs que se han preparado para recibir a ese creciente número de lectores que acceden desde dispositivos móviles y ahora ya están preparadas para el cambio impuesto por Google.

Los cambios en el algoritmo de Google afectan primero a las webs en inglés y después van llegando a todas las demás. Se podría decir, por tanto, que el peligro no es inminente, pero no hay que olvidar que si no tienes un “site” optimizado para dispositivos móviles, vas a ser empujado desde la posición en la que estés hacia atrás, a otras mucho menos interesantes, con todo lo que ello implica (menos tráfico hacia tu web, menos posibles clientes…).

Si quieres saber más, pincha AQUÍ y no lo olvides, el asunto es importante.

Lo que ya sabemos sobre el inminente cambio en el algoritmo de Google.

lo-que-ya-sabemos-sobre-el-inminente-cambio-en-el-algoritmo-de-google

Google modifica su algoritmo de forma recurrente para seguir ofreciendo los mejores resultados de búsqueda a sus consumidores (o eso es lo que la compañía indica). Cada vez que lo hace, penaliza comportamientos que muchas veces estaban admitidos o incluso tenían éxito pero que no daban lo mejor que podían dar a los consumidores.

El próximo cambio de algoritmo (que aún no tiene nombre, a diferencia de los anteriores) entrará en funcionamiento el 21 de abril, poco más o menos dentro de un mes, y ya está siendo analizado y estudiado por expertos y analistas que recuerdan que aún se pueden hacer cambios para que no pille el toro de las nuevas condiciones para triunfar en Google.

¿Por qué es importante este cambio? Dos son las líneas maestras que ya han marcado lo que se sabe sobre la actualización del algoritmo. Una es que el cambio va a tener mucho más impacto que lo que ocurrió con las actualizaciones precedentes. Y la otra es que el móvil va a ser el elemento que marque más que nada lo que Google pensará a partir de ahora de una página.

El nuevo cambio de algoritmo modificará cómo se ven los resultados del 40% de las búsquedas móviles.

Teniendo en cuenta que las estadísticas apuntan a una estimación de que el 50% de las búsquedas en Google ya se hacen desde dispositivos móviles, ese impacto del 40% es especialmente sangrante. Los grandes vencedores en este cambio serán las webs que lo estén haciendo bien en móvil ya que serán impulsadas a los primeros resultados de búsqueda.

La importancia del móvil

Sin duda este es el punto básico en la actualización del algoritmo de Google. Posiblemente, muchos consumidores han notado ya que, cuando se hacen búsquedas desde un dispositivo móvil, ahora Google señala que webs están y cuáles no, adaptadas para estos terminales.

El cambio hará que la situación de Google ante el acceso móvil sea mucho más importante y determinante. De hecho, todas aquellas webs que no se han actualizado al nuevo terreno móvil podrían verse lastradas por los cambios y empujadas hacia abajo en la lista de resultados de búsqueda por Google.

¿Qué es exactamente lo que busca ahora Google? La lista de cosas que deben cumplir las webs para estar a la altura de lo que Google pedirá ahora es el evitar el uso de Flash como elemento determinante, el hacer que el texto sea fácilmente legible sin tener que hacer zoom para ello, el que los links estén situados de forma que se evite el llamado síndrome de dedos gordos y el que el contenido esté bien adaptado a los cambios de tamaño de pantalla (es decir, que la experiencia no se vea lastrada cuando se pase de un tamaño de pantalla a otra).

Saber si se cumple con los objetivos de Google es fácil: la compañía ha creado una página en la que se puede testear el grado de adaptación de una página a los dispositivos móviles.

Las búsquedas desde dispositivos móviles no solo han empezado a tener más importancia para Google sino que además han ido creciendo lo suficiente entre los consumidores como para que mantenerse fuera de ellas con una página no mobile friendly sea una especie de suicidio.
El cambio va a tener también un impacto en las tendencias de diseño y conseguirá aún darle más peso a la idea del diseño resposive. "La llave para crear un sitio mobile friendly en 2015 está en usar el diseño responsive, algo que Google considera la mejor práctica".

Penalización de las páginas satélite

Pero no todo es móvil en el cambio de algoritmo en Google. La compañía ha empezado a penalizar en los últimos años las triquiñuelas para posicionarse en el buscador y ha comenzado a premiar los contenidos de extensión y calidad. Sus algoritmos han ido premiando a las webs que se trabajan el contenido, frente a años en los que lo que importaba eran las palabras clave (repitiéndolas hasta el aburrimiento) o los links masivos (lo que explicaba el éxito de las webs que eran respaldadas por granjas de links). La última práctica que Google va a penalizar es el uso de doorway pages o páginas satélites.

Este tipo de páginas, como explican en The Next Web, pueden parecerse a las landing pages, pero no son realmente lo mismo. Las landing ofrecen información relevante y sirven para dar valor añadido. Las doorway simplemente engañan al consumidor empleando trucos de posicionamiento para llevarlos a donde ellos quieren que vayan. Google empezará ahora a directamente penalizarlas.