¿Qué es necesario para mejorar nuestra reputación online?

¿Qué es necesario para mejorar nuestra reputación online?

No podemos obviar que la clave de nuestra reputación en internet es el contenido de nuestra web.

“La clave de un buen Page Rank no es usar trucos, es trabajar por conseguir contenidos que merezcan buena nota”

No podemos esperar que los múltiples cambios en el algoritmo de búsquedas de Google nos favorezcan, ya que el al algoritmo, en suma, evalúa la credibilidad, relevancia e importancia del contenido en cuestión.

¿Por qué Google ajusta constantemente ese algoritmo?

Una de las razones es porque tanto personas como empresas se dedican a “inventar” estrategias para engañar al sistema y así subir puestos en el buscador con la intención de que webs de baja calidad reciban un alto rango o un buen PR (Pagerank) en Google.

Google PageRankCon las recientes actualizaciones de Penguin y Panda en Google, el motor de búsqueda premia aún más al contenido que sea relevante, bien escrito e interesante a los lectores.

El nuevo algoritmo de Google determina así que la calidad del contenido sea más importante que nada, en el cálculo de rankings de búsqueda. Por tanto, la suma es fácil: un trabajo de alta calidad mejorará tus probabilidades de atraer a nuevos usuarios.

Consejos

  1. Estructurar el contenido es importantísimo. Mostrar un bloque de texto sin forma ni estructura más bien ahuyenta a los lectores.
  2. De la misma forma, la longitud no nos hace más buenos o más interesantes. Un post/artículo corto lleno de información pertinente puede tener tanto impacto como uno largo, mientras que lo que contemos tenga la suficiente cantidad de detalles.
  3. Huelga decir a estas alturas, que incluir fotografías, vídeo, podcasts o cualquier otro añadido informativo, enriquece nuestro contenido.

En Internet todo permanece

Aquel dicho de “nada es para siempre” no tiene cabida aquí. En Internet todo lo que escribes deja una huella permanente, por tanto hay que tener en cuenta que ese legado que vamos a dejar a la red sea algo de lo que estemos orgullosos.

En definitiva, Google está calificando los contenidos en cuanto a legibilidad y sofisticación. Por tanto, seamos sofisticados, cuidadosos, ingeniosos, incluso puntillosos y exigentes con los contenidos que publicamos en nuestra web y obtendremos resultados favorables en cuanto a nuestra reputación online.

[gravatar email=”esther@ayser.com” size=”50″ align=”left” style=”margin:5px 5px 5px 0;”]Fuente: laflecha.net (Sarah-LF)

Planificando buenas contraseñas

Planificando buenas contraseñas

Nuestras vidas se mueven actualmente en lo digital. Utilizamos una gran variedad de servicios y formas de comunicación que requieren de nombre/nickname, contraseña o incluso de nuestros datos sensibles seguidos de la clave de rigor.

Es por ello que no debemos desdeñar su importancia. Si dejamos la puerta medio abierta de nuestra casa, no deberíamos extrañarnos de que hayan entrado los ladrones y se hayan llevado todo lo que hayan querido. De igual forma, en internet, debemos proteger nuestra identidad y asegurarnos de que todo lo que está detrás de esa contraseña, que es nuestra privacidad y nuestra vida en suma, está a salvo.

¿Cómo hacerlo? Haciendo nuestra contraseña lo más segura posible

Ya sabemos que usar la palabra dios, qwerty, los números 12345 o incluso la palabra “contraseña”, está más que descartado. Lógicamente las fechas señaladas como nuestro día de nacimiento o similar, están descartadas también. Pero, ¿qué podemos hacer para que nuestra contraseña no nos dé quebraderos de cabeza?

Ante todo deberíamos replantearnos cambiar todas nuestras contraseñas si en algún momento hemos tenido cualquier problema, por mínimo que sea o si nos parece mínimamente vulnerable. Empezando por lo más importante, como puede ser todo lo relacionado con nuestras cuentas bancarias, continuando con nuestras claves en redes sociales, profesionales o no, y por último, en las suscripciones más inocuas como pueden ser las de cupones de descuento, tiendas de moda o de boletines de noticias.

Aunque sea un poco oneroso, deberíamos tener diferentes contraseñas para distintas cuentas. Lo más aconsejable sería tener una sola contraseña para cada cuenta que nos creemos. Pero esto es más utópico que real, ya que en la actualidad accedemos a tantos servicios que hasta nos “facilitan” su acceso recordándonos nuestro usuario y contraseña para que no perdamos tiempo en ello. Sin embargo, deberíamos replantearnos esta cuestión.

La importancia de una buena contraseña

Aún así, la contraseña debería ser alfanumérica y si son palabras inventadas, mejor que mejor. Un buen truco sería escoger una palabra y escribirla mal a posta. Luego le introducimos números sin reflexionar mucho en ellos, y finalmente tendríamos nuestra contraseña. Otro truco que os podemos comentar sería coger una frase de un libro, y de esa frase, cogemos la primera letra de cada palabra, formando así nuestra contraseña. Original y útil, que es lo que importa.

La importancia de elegir una buena contraseña

Huelga decir que si el sitio posee identificación en dos pasos, hagamos uso de ella. Este método de protección utiliza dos especificaciones distintas, como puede ser el usuario más nuestro número de móvil.

Como último consejo, debeis memorizar todas vuestras contraseñas. No es seguro tener ni un post-it con las claves, ni un .txt en el ordenador, ni una lista en el propio móvil. Estaríamos abriéndole los brazos al intruso que desea hacernos daño.

¿Incapaz de memorizar tanta clave? Existen servicios como Last Pass, iPassword KeePass o Clipperz que por un módico precio se encargan de gestionar tus contraseñas que incluyen integración con Dropbox, integración con móviles, encriptación de claves y un generador de contraseñas.

[gravatar email=”aitor@ayser.es” size=”50″ align=”left” style=”margin:5px 5px 5px 0;”]Fuente: laflecha.net (Sarah-LF)