Herramientas para mejorar nuestra privacidad en redes sociales

Ayer les contábamos sobre Glassboard, una plataforma social que nos permite tener un control absoluto sobre nuestra privacidad. La protección de nuestros datos en internet se vuelve un tema candente cuando agregamos a la ecuación las redes sociales, estos titanes de la minería de datos, y las mejores prácticas para impedir que las personas incorrectas miren nuestros datos personales a veces pueden demorar una considerable cantidad de tiempo. También es algo a tener en cuenta si no queremos recibir determinados anuncios en plataformas como Facebook y Google. Además de Glassboard, hay otras herramientas que nos permiten tener una mayor administración de nuestra privacidad en redes sociales, sin necesidad de anotarse en una plataforma completamente diferente.

MyPermissions

Uno de los principales problemas a la hora de proteger nuestra privacidad, en Facebook y Twitter, pero también en varias plataformas, son los permisos de las aplicaciones. Así, puede que instalemos una aplicación para probarla, y que en determinado momento dejemos de usarla. Los permisos para acceder a nuestra cuenta seguirán vigentes, por lo que no sabemos quién tiene acceso a nuestros datos. Es mejor mantener un control estricto de las aplicaciones que tenemos instaladas, esto se lo recomendamos cuando hablamos de las formas de disfrutar Facebook de manera segura.

Sin embargo, a pesar de todas nuestras intenciones de mantener ese control estricto, puede suceder que nos olvidemos. ¿Qué mejor forma de hacerlo que teniendo una herramienta que nos recuerde sobre esto? Aquí entra en escena un servicio llamado MyPermissions, lanzado hace ya varios meses, que nos da una propuesta diferente a la hora de administrar nuestra seguridad en varias plataformas online, no solamente Facebook y Twitter sino también Google+, Yahoo, Dropbox y LinkedIn, entre otros. El propósito de este servicio es ayudarnos a limpiar nuestros permisos de privacidad.

Por un lado, MyPermissions cuenta con un limpiador de permisos destinado a recordarnos y avisarnos cada vez que una de las aplicaciones que tenemos instaladas intenta acceder a nuestra información personal. Si así lo deseamos, las podemos remover simplemente desde la plataforma de MyPermissions. Por otro lado, también cuenta con otra “pata” del servicio llamada Permissions on the Go, una aplicación para iOS que nos brinda recordatorios para hacer limpiezas periódicas de los permisos que están vigentes en nuestros diferentes perfiles.

PrivacyFix

Puede que no tengamos muchas ganas o tiempo de usar un servicio en particular para hacer una limpieza. Y, por otro lado, los problemas de seguridad no se reducen únicamente a permisos de aplicaciones, sino que podemos estar frente a contactos nuestros que tienen acceso a partes de nuestro perfil que no queremos que tengan. Así, tenemos otras alternativas como PrivacyFix, una extensión para Chrome que nos permite controlar de forma simple y fundamentalmente rápida los permisos de privacidad que encontramos en servicios como Facebook, Google y otros sitios web.

Los de PrivacyFix creen importante remarcar que no almacenan ningún dato de uso que se haga a través del servicio, no se guardan las direcciones IP, y no tienen acceso a nuestro historial de navegación como para poder guardarlo. La instalación también es muy simple. Desde el sitio web oficial de la extensión, podemos descargar la misma, y se nos sumará un ícono en la barra de dirección de Chrome. Cuando hacemos clic, seremos llevados a la pantalla principal donde nos encontraremos con un análisis detallado de nuestra privacidad.

El análisis puede tomar hasta 60 segundos, y el tiempo de demora es importante porque, al no almacenar nuestros datos en servidores propios, envían los archivos de privacidad. Una vez realizado esto, PrivacyFix hace un escaneo de problemas de privacidad de acuerdo con nuestra configuración en Facebook y Google, además de otros sitios web que pueden estar haciendo un seguimiento no autorizado de nuestro comportamiento. Terminado el análisis, PrivacyFix nos llevará a los ajustes pertinentes para configurar nuestra privacidad de forma adecuada. Con la extensión instalada, además, podemos tener alertas cuando estamos a punto de acceder a un sitio peligroso, cuando Facebook cambia sus configuraciones de privacidad, o cuando hay alguna vulnerabilidad en alguno de estos sitios.

Privacy Palette

Finalmente, cerramos nuestra lista de recomendaciones con otra extensión para Chrome llamada Privacy Palette, que combina un escrutinio cuidadoso con un bloqueo de anuncios que siempre puede venir a mano. La idea de Privacy Palette es permitirnos recuperar el control total de nuestra privacidad mientras navegamos en internet, y esto va más allá de Facebook y Google, sino que introduce algunas funcionalidades de adblock o bloqueo de publicidades. Se trata de una extensión muy simple, que nos permite borrar nuestros datos personales y privados que involucran nuestro comportamiento de navegación.

Además, con Privacy Palette podemos acceder a un tablero de protección para defendernos del malware, publicidades, y rastreos no deseados. En sí, lo que nos permite es bloquear todos los anuncios, deshabilitar el rastreo, controlar el rastreo de las publicidades, manejar nuestras preferencias de privacidad en Facebook, Twitter y Google, borrar cookies, borrar el historial de navegación, borrar caché, borrar el almacenamiento de datos, los datos de los plug-ins, y el historial de descargas. Una importante batería de funcionalidades, pero con un detalle a tener en cuenta.

Si bien hace un buen trabajo con el bloqueo de anuncios, hace una instalación del motor de AVG.Secure Search que no se puede cambiar a menos que entremos a las configuraciones de Chrome. Por eso, cada vez que abrimos Chrome se nos aparecerá una segunda ventana con AVG. Más allá de eso, es simple de manejar, tomando acceso a nuestros marcadores, nuestras configuraciones de navegación y nuestra lista de extensiones, aplicaciones y temas instalados.

[gravatar email=”esther@ayser.com” size=”50″ align=”left” style=”margin:5px 5px 5px 0;”]Fuente: Bitelia – Bárbara Pavan

Mejora la seguridad de tu buzón de correo en Thunderbird

El correo electrónico es uno de los recursos de comunicación que más podemos llegar a usar durante una jornada de trabajo, de hecho, para muchos profesionales es una de sus herramientas más importantes. Ya sea a nivel personal o a nivel profesional, solemos revisar nuestro buzón de correo electrónico varias veces al día y nos pasamos una buena parte de nuestro tiempo leyendo y contestando mensajes aunque no siempre de la manera más productiva, sin embargo, a pesar de la importancia de la información que podamos llegar a manejar, no siempre pensamos en la seguridad y cómo proteger nuestra cuenta y los datos que manejamos o intercambiamos a través del correo electrónico.

Además de utilizar siempre configuraciones seguras, es decir, usando conexiones cifradas (SSL tanto en POP como en IMAP y en SMTP), es importante que seamos conscientes de la información que manejamos, el contenido de los mensajes que vamos a enviar y, sobre todo, echar un ultimo vistazo a los destinatarios del mensaje justo antes de darle a enviar. Si, además, gestionamos múltiples cuentas de correo bajo un mismo cliente, tampoco está de más revisar que estemos enviando el mensaje desde la cuenta adecuada para evitar malos entendidos y equívocos, por ejemplo, al responder con una cuenta personal un mensaje que llegó a un buzón genérico.

De manera más o menos regular, dedicamos algunos minutos a hablar de Thunderbird y de sus extensiones puesto que gracias a estos recursos podemos aumentar las funcionalidades de este cliente de correo y potenciar aspectos que resulten de nuestro interés y que, por ejemplo, nos puedan ayudar a gestionar mucho mejor nuestros mensajes.

En el ámbito de la seguridad, como nos podemos imaginar, también podemos encontrar algunas extensiones que nos ayuden a custodiar mejor la información que almacenamos en nuestro buzón de correo y, con la idea de mejorar la seguridad de la información, vamos a dedicar unos minutos a conocer algunas extensiones para hacer Thunderbird algo más seguro:

BorderColors GT

BorderColors GT es un complemento que encuentro de lo más interesante si manejas, en Thunderbird, más de un buzón de correo. Gracias a esta extensión podremos asignar, a cada cuenta de correo que manejemos, un color que se utilizará para pintar el borde las ventanas de los nuevos mensajes.

¿Y para qué pintarlas de color? Asociándole a cada cuenta un color, de un solo vistazo, podremos darnos cuenta si el correo que estamos escribiendo lo estamos haciendo desde el buzón que debemos usar y, así, evitar cualquier error o problema. La idea es simple, al redactar un mensaje, los bordes de la ventana se colorearán del color asignado a dicho buzón y, de esta forma tan simple, podremos evitar cualquier problema de seguridad o de fuga de información.

Mailsleuth

Mailsleuth es un complemento que nos permite profundizar aún más en el origen de los mensajes que recibimos puesto que con él podremos realizar un profundo análisis de las cabeceras del mensaje.

¿Cabeceras del mensaje? Aunque habitualmente nos ciñamos a ver el remitente, los destinatarios, la fecha y el asunto, anexo a un mensaje hay mucha más información como la puntuación que saca en el filtro anti-spam de Thunderbird, el servidor del que procede y otros muchos detalles que no se muestran normalmente y hay que forzar (pulsando sobre “ver cabeceras del mensaje”) para poder verlas.

Con la idea de no tener que estar accediendo a los menús para mostrar u ocultar la cabecera de los mensajes, con esta extensión podremos generar un informe bajo demanda con esta información y acceder a los datos será sencillo porque tendremos este recurso disponible en el menú que aparece al seleccionar un mensaje y pulsar sobre el botón derecho del ratón.

Signal Spam

Signal Spam es una extensión que tiene como objetivo dotar a Thunderbird de un mejor servicio de filtro anti-spam y, para ello, se vale de un servicio externo de idéntico nombre al de la extensión.

Signal Spam es un servicio gratuito que nació en Francia en el año 2005 y ofrece tanto a empresas como particulares un filtro contra los mensajes no deseados que es bastante potente y, la verdad, funciona bastante bien. Lo único que tenemos que hacer es registrarnos en el servicio y usar estas credenciales a la hora de configurar la extensión, a partir de ahí, tendremos que “ayudar” a la extensión en su aprendizaje (marcándole correos que consideremos spam) para que, pasado el tiempo, ella misma funcione de manera autónoma y nos libre de este tipo de mensajes (enviándolos a la papelera o la carpeta que designemos, por ejemplo, en “modo cuarentena).

Batch Copy

Batch Copy es un complemento que vale la pena tener en cuenta porque nos permite realizar una copia incremental de nuestra estructura de carpetas IMAP y mantener, por tanto, en local un espejo de nuestro buzón de correo electrónico para evitar cualquier tipo de pérdida de información en caso de percance, pérdida del control de nuestra cuenta o cualquier otra situación.

La extensión no funciona automáticamente sino que tendremos que ser nosotros los que demos la orden de realizar las copias y, como nos podemos imaginar, solamente copiaremos los mensajes residentes en la bandeja de entrada que no estén en la última copia de seguridad realizada, es decir, la primera vez que hagamos el respaldo tardará un poco pero, el resto de las veces, debería tardar menos si lo hacemos de manera más o menos regular.

Check and Send

Check and Send es una sencilla extensión que es bastante popular entre los usuarios de Thunderbird y eso que alguna de sus funciones y están integradas dentro del cliente de correo de Mozilla.

Esta extensión toma como punto de partida un detalle que hemos comentado al inicio: revisar nuestro mensaje antes de enviarlo, es decir, comprobar que los destinatarios a los que enviamos el mensaje estén en nuestra libreta de direcciones (destinatarios conocidos) o que el mensaje lleve archivos adjuntos si usamos ciertas palabras clave (“fichero adjunto”, “adjunto”, “anexado”, etc).

[gravatar email=”aitor@ayser.es” size=”50″ align=”left” style=”margin:5px 5px 5px 0;”]Fuente: Bitelia – JJ Velasco