¿Cuánto ocupa Internet?

Si bien cualquier usuario actual de Internet comprende que la Red de redes es un universo digital realmente amplio, no será la primera vez que escuchemos a alguien decir: “¿Me guardas Internet en el pendrive?”. Y bien, ante esa situación no cabe más que preguntar qué quiere exactamente. Pero, si a día de hoy quisiéramos una copia de Internet, ¿cuánto espacio de almacenamiento necesitaríamos?. te ofresco la respuesta así como también las previsiones de cara al futuro.

Les voy a comentar una de las respuestas más codiciadas ante la insaciable curiosidad de niños y no tan niños: ¿Cuánto ocupa Internet?. El año pasado una compañía, Digital Universe, calculó que en 2009 había un total de 0,8 Zetabytes de información en Internet. Dicha cifra se ha visto incrementada hasta aproximadamente 1 Zetabyte que es lo que se espera para antes de finalizar el año. Ahora bien, ¿qué es un Zetabyte?.

Si nos remontamos a nuestra época de estudiantes en la que conocíamos sin ninguna duda el significado de los prefijos, podemos observar que Zeta implica 10 elevado a la potencia 21, lo que implica 21 ceros detrás de un uno. Perfecto, pues traducido a unidades más conocidas, podríamos comentaros que si bien 1 Terabyte es algo habitual, habiendo discos duros de 2 terabytes en el mercado, un Zetabyte son mil millones de Terabytes.

Es decir una copia de seguridad ocuparía actualmente nada menos que 500 millones de discos duros. Lo más interesante es que la tendencia de creación de datos sigue aumentando y es por ello que para 2020 se espera haber alcanzado los 35 Zetabytes.

La llegada de los códigos QR

Pero, ¿qué son los códigos Bidi?

Podríamos decir que estos códigos son una ventana de enlace entre el papel impreso y el ciberespacio; un lugar en el que ambos soportes conviven en paz.

De forma técnica, diremos que se trata de una imagen con un aspecto similar al del código de barras, pero con cuadraditos negros y blancos, y que, capturada a través de una cámara web o un móvil que cuente con cámara de fotos y una aplicación lectora de esta tecnología, nos permitirá conocer información ampliada de un tema en concreto a través de una URL o página de internet.

En Japón, por ejemplo, donde los códigos QR están totalmente implantados, los grupos musicales ofrecen de esta manera la descarga de nuevas canciones o información sobre su nuevo álbum.

La LOPD sanciona el envío incorrecto de correos electrónicos

Es frecuente, que enviemos una circular, un mensaje interesante, o uno gracioso a varias personas a la vez, pero a partir de ahora tendremos que cuidar mucho cómo llevamos a cabo este tipo de envíos, porque la Agencia Española de Protección de Datos está sancionando a quienes realizan esta práctica de manera incorrecta.

El problema está en la forma de enviar esos correos: normalmente quien los envía pone a toda la lista de destinatarios en el campo “para:”, y esto origina que cada uno de los que reciben el correo vean las direcciones de correo de los demás a quienes va dirigido.

Esta “inocente” acción supone una violación de la Ley Orgánica de Protección de Datos de Carácter Personal, y conlleva aparejada una sanción de 600€, que por cierto, ya han recibido muchos ciudadanos españoles que ni siquiera eran conscientes de que estaban realizando algo ilegal (aunque el desconocimiento de la ley no exime de su cumplimiento).

La solución para evitar la denuncia es muy simple, y consiste en que, en lugar de poner todas las direcciones en el campo Para:, ponerlas en el campo CCO: (no es un sindicato significa con copia oculta), aunque no todos los clientes de correo soportan esto (los modernos si). Esto causa que nuestros contactos reciben el correo, pero no ven la dirección de ninguna otra persona.

Si alguno no veis el campo CCO: hacéis clic en el botón Para: (como para buscar los contactos en la agenda), y os aparecen tres campos:

  • Para: que es a quien va dirigido el correo
  • CC (Con Copia): que es a quien se envía una copia de correo
  • CCO (Con Copia Oculta): que es a quien se envía una copia de correo, pero los que pongamos aquí los ve nuestro destinatario al recibir el correo.

De esta forma, quienes reciban el correo no saben a quien más se ha enviado dicho correo, de forma que así no incumplimos la Ley, y nos ahorraremos una multa de la Agencia Española de Protección de Datos.